COEDI - Complejo Educativo de Desarrollo Integral

Formación humana, con valores: una verdadera escuela Montessori

Diferencias entre la educación Montessori y la educación tradicional

   Educación tradicional

   

   Educación Montessori

   Se preocupa porque el alumno memorice conocimiento.   
    Se preocupa por que el alumno desarrolle estructuras cognoscitivas.

   El papel activo en el proceso enseñanza aprendizaje corresponde al maestro quien tiene la responsabilidad de "enseñar" y domina la actividad en el salón mientras el alumno es un participante pasivo.   
    El alumno es un participante activo en el proceso enseñanza aprendizaje y el maestro observa y guía sin obstáculos la actividad en el salón, motivando a los niños a experimentar, enseñar, colaborar y ayudarse mutuamente.

   La disciplina es externa: la impone el maestro.   
    La disciplina es interna: el niño adquiere una conciencia propia de los límites y las consecuencias de sus acciones.

   La enseñanza es en grupo y parecida a la enseñanza para adultos.   
    La enseñanza es esencialmente individualizada y se adapta al estilo de aprendizaje del alumno; las actividades en grupo son complementarias.

   Grupos de la misma edad.   
    Grupos de la misma edad.Grupos con distintas edades; cada niño evoluciona en el ambiente (pasa de "chico" a "mediano" y a "grande", con roles distintos en cada etapa.

   La estructura curricular para el niño se define sin considerar sus intereses particulares.   
    El niño escoge su propio trabajo de acuerdo a su interés y habilidad.

   El niño aprende los conceptos de maestro.   
    El niño formula sus propios conceptos del material autodidacta.

   Al niño se le da un tiempo especifico, limitando su trabajo.    
    El niño trabaja por el tiempo que quiera en los proyectos o materiales escogidos por él.

   El avance se fija por la norma del grupo o por el maestro; se parte de la idea del avance común.   
    Cada niño avanza a su propio paso o velocidad para aprender cada tema o presentación.

   Si el trabajo es corregido, los errores son señalados por el maestro.   
    El niño descubre sus propios errores a través de la retroalimentación del material y aprende a corregirlos.

   El aprendizaje es reforzado externamente por el aprendizaje de memoria, la repetición mecanizada y la asignación de recompensas o castigos.   
    El aprendizaje es reforzado internamente a través de la repetición de una actividad e internamente el niño adquiere el sentimiento del éxito lo que motiva su autoestima.

   Pocos materiales para el desarrollo sensorial y la concreta manipulación; se proponen al niño conceptos abstractos desde el principio.   
    Se ocupa gran diversidad de material multi-sensorial para la exploración física que permite al niño ver, oler, tocar, oír y gustar para desarrollar experiencias concretas significativas a partir de las cuales desarrolla conceptos abstractos.

   Poco énfasis en las instrucciones para el cuidado propio y el mantenimiento del aula; el alumno va a la escuela sólo a "aprender".   
    Programa organizado para aprendizaje del cuidado propio y del ambiente (limpiar zapatos, lavar sus trastes, etc.), que desarrolla un sentido integral de vida útil.

   Se asignan sillas y lugares fijos estimulando a los niños para que se sienten quietos, en grupo siempre,y oigan las explicaciones del maestro.   
    El niño es responsable individual de su trabajo y puede hacerlo donde se sienta cómodo, puede moverse libremente e incluso hablar siempre que no moleste a los compañeros. El trabajo en grupos es voluntario.

   La participación de los padres es voluntaria, ocasional y normalmente es sólo para recaudar fondos sin participar en el entendimiento del proceso de aprendizaje de sus hijos.   
    Se procura involucrar a los padres para entender la filosofía Montessori y participar activamente en el proceso de aprendizaje de los niños reflejando en el hogar los principios Montessori.